La versatilidad del grado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) abre un amplio espectro de oportunidades laborales en distintos sectores.